jueves, 23 de febrero de 2012

Minitarta chunky-monkey

Os preguntaréis a qué viene lo de Chunky-Monkey; bueno, sólo los que no adoréis este helado de Ben & Jerry's... jejeje. Para los que aún no habéis caído en la tentación, os cuento que es una combinación de plátano con trocitos de nueces y chocolate negro, en resumen, un pedacito del paraíso en tu boca! jajajaja Parece un anuncio!! 


Como casi todas las buenas ideas surgió después de haber estado comiéndome una tarrina de este maravilloso helado con un amigo, y claro, mi cabeza entró en funcionamiento en cuanto se terminó y sentí que tenía que reproducir ése sabor en un bizcocho para poder hacer cualquier cosa con él, desde una tarta a cupcakes o cakepops... pero que tuviese la forma que tuviese supiese a plátano del de verdad, nada de aromas artificiales, y con trocitos de nueces y chocolate! Qué emoción, nueva receta!!



Busqué en unos cuantos libros, y al final, como ninguna receta me acababa de convencer, terminé haciendo mi propia versión; a la cual, aunque parezca increíble y sepa que esto sólo pasa una vez de cada mil, no le cambiaría ni un gramo de nada!! Sólo os diré que se ha convertido en mi nueva receta favorita, desbancando incluso, al red velvet!!! Increíble, pero cierto!





















Como no me quiero enrollar más, os dejo mi receta y os invito a que la probéis en cuanto tengáis oportunidad :)

P.D.: Las cantidades que pongo dan para ésta mini-tarta de 10cm de diámetro y para un bizcocho de 20cm (que está a buen recaudo en el congelador a la espera de ser convertido en mis primeros cakepops!).

Minitarta Chunkey-Monkey:
Bizcocho de plátano, nueces y chocolate:
400g de harina de repostería
2 cucharadas de polvo de hornear o levadura química (Royal)
1 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico
300g de azúcar moreno
250g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
160ml de leche
5 huevos
2 o 3 cucharaditas de extracto de vainilla (a tu gusto)
4 plátanos de Canarias batidos
un puñadito de nueces picaditas (también al gusto)
100g de pepitas de chocolate negro (opcional, según cómo cubramos la tarta)


Precalentamos el horno a 170ºC. Engrasamos y enharinamos los moldes o utilizamos un desmoldante (esto en gustos, como todo). 
Mezclamos la harina con la levadura química y el bicarbonato sódico, lo tamizamos y lo reservamos. Mezclamos la leche con el extracto de vainilla y lo reservamos también.
Batimos la mantequilla con el azúcar a velocidad baja al principio y luego a velocidad media hasta que quede una mezcla cremosa y más blanquecina; añadimos los huevos, uno a uno hasta que estén bien mezclados y después agregamos los plátanos batidos; cuando tengamos todo perfectamente integrado iremos añadiendo, a velocidad baja un tercio de la mezcla de harina, luego otro de la de la leche, y así sucesivamente hasta terminar los ingredientes. Agregamos las nueces picadas y las pepitas de chocolate y con la espátula de silicona las distribuimos por la masa con movimientos suaves y envolventes. Vertemos la mezcla en los moldes, rellenando 2/3, como máximo, de los mismos. Horneamos el de 10cm unos 20-25min. o hasta que la brocheta salga limpia. El de 20cm tardará en torno a 50-55min. o algo más, según el horno. Dejamos reposar los bizcochos en los moldes durante 10 minutos sobre la rejilla, y después los desmoldamos con cuidado, y los dejamos que terminen de enfriarse en la rejilla.

En esta ocasión los rellené de una crema de merengue suizo de vainilla, que le da un toque cremoso y suave a éste bizcocho; la receta la podéis ver aquí, lo único que varía es que ésta no lleva mermelada de cerezas. Y para terminar la tarta, la cubrí con fondant de chocolate negro, de la marca Satin Ice, que está muy rico. Recomiendo no agregar las pepitas de chocolate si váis a utilizar el fondant de chocolate. El resto de la decoración, está hecha con fondant de vainilla teñido de azul celeste de Americolor; son petunias y flores de hortensia. 



Besines y espero que os guste ésta versión minitarta chunky-monkey! 
Vero.

  



11 comentarios:

  1. Qué bonita! Y seguro que está deliciosa porque esa mezcla de sabores tiene que estar muy rica :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Siempre te digo lo mismo...pero solo puedo decir....
    !que locuraaa de tarta!!

    ResponderEliminar
  3. Debe ser deliciosa! Y además muy bonita la presentación. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Con lo que a mí me gusta ese helado! Porque ahora mismo no tengo plátanos en casa, que sino... ¡ya me habría puesto manos a la obra!
    Me ha encantado la decoración.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por vuestros comentarios!!
    My Solitary Ground, ya sabes, a comprar plátanos y a por ella!!

    Besines a todas,
    Vero.

    ResponderEliminar
  6. Preciosa, no soy muy afecta al plátano, pero una decoración impecable y con pocos elementos, me encanta!

    ResponderEliminar
  7. Mmmmmm,esa tarrina de helado me chifla!!! Tengo que probar est bizcocho!! Seguro que esta delicioso!

    ResponderEliminar
  8. Habrá que probarla... Te ha quedado preciosa.

    ResponderEliminar
  9. Pero que manos tienes!, te ha quedado una tarta preciosa y no me quiero imaginar lo buena que tiene que estar.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Tendré que probarla y además con plátano canario, jeje. Haz pronto los Popcakes q tb los tengo en mente para seguir tus consejos. Un beso gordo

    ResponderEliminar
  11. Sergio!! Acabo de ver que eres tú!! jajajaja. No tengo remedio! Probaste la receta? Ya me contarás.
    Un besazo, cielo!

    Muchísimas gracias a tod@s por los comentarios, aunque conteste tarde, siempre los leo y me encanta ver que estáis por aquí!
    Mil besos,
    Vero.

    ResponderEliminar

No dudes en dejar tu comentario, es muy agradable saber que hay gente leyéndome y poder contestaros ;)