domingo, 23 de septiembre de 2012

De vuelta a las masas: tarta de rollitos de canela

Buenas a tod@s de nuevo!!

Después de un verano de locos, y de que hayan terminado las fiestas de San Mateo, vuelvo a dar guerra en el blog! ^_^

Tarta de rollitos de canela

No os podéis imaginar las ganas que tenía de hacer rollitos de canela. Peero, sólo rollitos de canela? Es que también quería hacer una tarta!! Y ya sabéis cómo funciona mi cabecita, si quiero dos cosas al mismo tiempo no puedo parar hasta encontrar la forma de conseguir ambas! Y si las puedo combinar, mejor que mejor! 

La foto que me llevó a probar un editor de imágenes.


Respuesta de mi cerebro: "haz una tarta de rollitos de canela!" Me pareció buena idea. Así que le di la razón y me puse a pensar cómo conseguirlo. No fue muy difícil... simplemente me di cuenta de que los rollitos (como la mayoría de las masas) aumenta de tamaño en el horno, y esto me llevó a la idea de que si aplicaba una presión mayor durante el horneado, los rollitos se unirían irremediablemente. Conclusión: un molde para tarta del tamaño justo para que cupiesen los rollitos antes de hornearlos. La expansión de la masa con el calor, debería hacer el resto. Y funcionó!!!  

Aunque el glaseado chorree, nunca es demasiado!! ;P
 Y como parece que el día iba de experimentos, estuve trasteando con un editor de imágenes cuando vi el churro de fotos que me estaban saliendo por falta de luz. El resultado, que muchos ya lo habéis visto en Facebook, fue éste:






No sé si seguiré usándolo, pero me lo pasé genial!! ;)

Tarta de rollitos de canela:

350g de harina de todo uso
2 cucharaditas de levadura química o polvo de hornear (Royal, etc..)
1/4 cucharadita de sal
2 cucharadas de azúcar blanquilla
3/4 cucharadita de canela (o más, según gustos)
200ml de leche semi
2 yemas de huevo L
110g de mantequilla derretida.

Para el relleno:
1 cucharada de mantequilla sin sal derretida
1 cucharadita de canela
1 y 1/2 cucharadas de azúcar blanquilla
2 cucharadas de azúcar moreno

Precalentamos el horno a 180º. Engrasamos un molde de 15cm con spray desmoldante.

En un bol ponemos la harina, que habremos tamizado junto con la levadura y la sal. Agregamos el resto de ingredientes y mezclamos hasta que esté más o menos homogéneo. Sacamos del bol y amasamos un poquito para que termine de quedar uniforme la masa. Estiramos la masa con las manos hasta formar un rectángulo de apróximadamente 40 x 25 cm. 
Mezclamos en otro bol los ingredientes del relleno y los esparcimos bien por la superficie de la masa estirada. Luego la enrollamos, formando el típico rollo tipo brazo de gitano. Cortamos el rollo en 8 porciones y las ponemos en el molde. Veréis que quedan justitas justitas. Horneamos durante unos 30-35 min. o hasta que veamos que están dorados.
Dejamos enfriar en el molde y desmoldamos con cuidado, le damos la vuelta y dejamos enfriar hasta que esté templado sobre una rejilla.

Para el glaseado:
125g de azúcar glass
2 cucharadas de mantequilla sin sal blandita
2 cucharadas de agua hirviendo 
1 cucharadita de pasta de vainilla bourbon.  

Batimos bien los ingredientes del glaseado con unas varillas y cubrimos la tarta de rollitos templada con el mismo.   

Besotes y gracias a tod@s por estar ahí, y una cariñosa bienvenida a los nuevos seguidores tantos del blog como de Facebook. :)
Vero.
 
 
 






3 comentarios:

  1. Chica como tiene que estar esta tarta de canela, deliciosa.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Conchi!! No te lo pienses ni 2 minutos y hazla porque es sencillísima y no veas cómo está!!! Hasta a mi marido le ha gustado y eso que no le gusta la canela! jajaja.
    Besos,
    Vero.

    ResponderEliminar
  3. Jo, con el hambre que tengo ahora.... Habrá que probar, jijiji.
    Besicosss

    ResponderEliminar

No dudes en dejar tu comentario, es muy agradable saber que hay gente leyéndome y poder contestaros ;)